Las Consecuencias del Uso de la Pornografía

De camino a la cena de mi cumpleaños, mi esposa y yo decidimos hacer algunos “Mapas de amor”, un término utilizado por el Dr. John Gottman para continuar aumentando nuestro conocimiento del mundo psicológico interno y externo de cada uno. Surgió una pregunta sobre la pornografía. Mi esposa y yo tuvimos una buena conversación sobre este tema. Habiendo sido entrenado en adicciones, compartí lasdevastadoras consecuencias de la pornografía en la vida del usuario. Me gustaría compartirlos contigo ahora.

Nuestra conversación comenzó diciéndole a mi esposa que el Internet y la tecnología han hecho que la pornografía sea mucho más accesible, asequible y anónima que hace 20 años. También compartí que la tecnología da la ilusión de que estamos más conectados con las personas de lo que realmente estamos.

En mi práctica de consejería, noté que la pornografía da este falso sentido de conexión / intimidad, a quienes la ven. La mayoría de las personas no se dan cuenta de las consecuencias negativas de la pornografía en su vida. Aquí están los tres que le mencioné a mi esposa en nuestro camino a cenar.

Primero: el uso de pornografía disminuye la satisfacción sexual.

Muchos artículos publicados arrojan luz sobre que la pornografía conduce a una disminución en la satisfacción sexual matrimonial. Muchas personas creen que la pornografía conduce a un mayor disfrute del sexo y a orgasmos (múltiples). Al contrario, la pornografía conduce a suposiciones o interpretaciones falsas de cómo los hombres o las mujeres alcanzarán el orgasmo. Investigaciones recientes han demostrado que los hombres jóvenes están experimentando disfunción eréctil inducida por la pornografía en una medida cada vez mayor, lo que significa que debido a la cantidad de pornografía que ven, no pueden mantener una erección sin ver videos pornográficos. En general, en los efectos principales, el consumo de pornografía se relaciona negativamente con la satisfacción matrimonial, debido a un aumento de las expectativas poco realistas, disminución del interés en el sexo, inseguridad personal, etc.

Segundo: la pornografía aumenta los sentimientos de soledad.

Parece haber una asociación entre el uso de pornografía y la soledad. Un estudio encuentra un círculo vicioso con el uso de la pornografía: la pornografía deja a las personas sintiéndose solas y al sentirse solas lleva a las personas a usarla. Hay una soledad inherente asociada con la pornografía, y mucho de eso está ligado a sentimientos de vergüenza (i.e., nadie me aceptaría si supieran mi lucha, soy un perdedor, etc.). Los resultados sugieren que el evitar nuestras emociones no deseadas podría explicar tanto lo frecuente que uno ve pornografía. En otras palabras, las personas se auto medican con el uso de la pornografía. Podría deberse a que quienes ven pornografía son más propensos a experimentar la soledad, y los que estaban solos tenían más probabilidades de ver pornografía. Estos hallazgos son consistentes con investigaciones que vinculan el uso de pornografía con la soledad.

Tercero: el uso de la pornografía aumenta las tasas de divorcio

Dentro del creciente cuerpo de investigación sobre el uso de la pornografía y los resultados de las relaciones románticas, la mayoría de los estudios han encontrado, en general, que el uso de la pornografía se asocia negativamente con la calidad de la relación. Tanto para quienes están en una relación de noviazgo o cohabitando o para las parejas casadas. Debido a la disminución de la satisfacción sexual y al aumento de los sentimientos de aislamiento y soledad, las relaciones íntimas luchan por sobrevivir. Las personas que ven pornografía con regularidad quieren llevar a cabo lo que ven en los videos, lo que pone a prueba cualquier relación de pareja actual o potencial. Ver pornografía es un mejor indicador de divorcio y desconexión relacional que una herramienta para el enriquecimiento matrimonial. Las investigaciones sugieren que la probabilidad de divorcio se duplicó aproximadamente para los estadounidenses casados que comenzaron a usar la pornografía durante su matrimonio. 

La verdad del asunto es que nuestros cuerpos, mentes y relaciones no fueron hechos para la pornografía. Pablo nos recuerda esto en sus escritos a los Corintios. Nuestros cuerpos no están hechos para la porneia (1 Co 6:13), debemos huir de ella (1 Co 6:18), no debemos buscarla (1 Co 7:12), y debemos arrepentirnos si somos víctimas de ella (2 Corintios 12:21).

¡Busca ayuda!

Si la pornografía está destruyendo tus relaciones más significativas, si alimenta en usted una profunda e ineludible sensación de soledad, considere establecer la meta de reducir su consumo de pornografía. Si recortar o eliminar la pornografía es más complicado de lo que predijo, es posible que se esté volviendo adicto a la pornografía. Puede obtener ayuda de un consejero con licencia o de un grupo enfocado en la adicción sexual, y aprender herramientas para lidiar con el estrés y comprender el vacío que la pornografía ha llenado en su vida.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.