La Pureza Sexual- Responsabilidad de los Dos.

Durante nuestro noviazgo mi esposa y yo tuvimos una conversación sobre la pureza sexual.  Mi esposa una mujer con mucho temor a Dios y con un deseo de hacer las cosas bien. Me comento que su mama le mencionaba “que un hombre llega hasta donde la mujer lo permite” (hablando sexualmente).  Al escucharla, me atreví a decirle, que yo no creía en eso.  Yo le mencione que la mujer llega hasta donde el hombre quiere que ella llegue.  Mi esposa confundida y tal vez con un poco de molestia.  Me volvió a decir que ella se va a dar a respetar y para ella es muy importante no andar en la boca de todos.

Al escucharla, le dije que me permitiera aclarar mi punto.  Yo le dije que en mi opinión la mujer llega hasta donde el hombre permite.  Es decir que si yo quiero que ella se case con un vestido blanco yo la iba a respetar. Que si yo quiero que ella continúe en su educación yo la iba a respetar.  Yo le dije que si yo quiero que ella continúe teniendo una relación buena y saludable con sus papas yo la iba a respetar.  Con esto no quiero decir que una mujer no se tiene que dar a respetar, es aún es muy importante.

Mi punto es que siento que hoy en día la mayoría de responsabilidad, en cuestión, de la pureza sexual es puesta en las mujeres (es decir nuestras hijas). Siento que es sumamente importante que como papas les dejemos saber y dar responsabilidad a nuestros hijos a respetar a las mujeres.  Como papas es nuestra responsabilidad ayudar a nuestros hijos a entender que la pureza sexual no es solo responsabilidad de las mujeres. Y que ellos tienen que ayudar a las mujeres a lograr sus metas, ya sea en cómo les gustaría casarse, educación, o en su relación con sus papas de ella.

Por: Luis San Roman